Gente que sigue mi sonrisa...

8 feb. 2013

Cae, luego aprende.

No quiero aprender si no es a base de palos, no quiero crecer sin el apoyo de personas que me guien, ni reír sin un motivo concreto. No quiero tener personalidad sin que antes alguien se ría de mi forma de vestir. No quiero huir de nada sin saber porqué lo hago. No quiero descubrir cosas nuevas sin estar preparada. Es así; aprendemos cuando la vida nos tira al suelo y volvemos a caer.Tenemos personalidad cuando deja de importarnos lo que piensen de nosotros. Dejamos de tener miedo al descubrir que ya no hay monstruos bajo la cama y que las películas de miedo no son reales. Que empezamos a valorar a quien nos valora cuando caemos en la pura realidad, cuando vemos que no nos aportan nada bueno. Que antes de ser mayores, somos jóvenes y antes de ello, somo niños pequeños que saltan sobre charcos y se mojan la ropa. Que antes de ser adultos, y casarnos y tener hijos, tenemos que salir, vestir como queramos, hacer locuras... Pero todo a su tiempo, por favor.

4 comentarios:

  1. Tienes razón, aunque yo pienso que a veces aprendemos por las buenas, por las malas no. Pero con este tipo de cosas, la mayoría de las veces, por las malas "no funcionamos". Me encanto como terminaste la entrada. "Todo a su tiempo".

    ResponderEliminar
  2. Holaaa! Quiero decirte que tienes una nominacion a un premio en mi blog =D Espero que te pases cuando puedas. Besos C:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Oh, muchisimas gracias, ahora me paso!

      Eliminar
  3. Estoy muy de acuerdo contigo. Cada cosa a su tiempo. Esta bien que a veces tardemos demasiado en darnos cuenta de que no hay monstruos reales debajo de la cama. Me encanto tu texto. Pasate cuando quieras por mi blog =) Un saludo.

    ResponderEliminar

Entradas populares