Gente que sigue mi sonrisa...

22 ene. 2015

Carta a los míos

Hoy os traigo un regalo algo peculiar... Os voy a sacar la sonrisa a pasear, ponedla guapa.
Hoy voy a guardar silencio, que ya estuvo demasiado tiempo fuera del cajón.
Hoy me reto a apartarme de aquel sitio donde no puedo moverme porque a un lado me pincho con la espada y al otro me choco contra la pared.
Hoy quiero decir que lo que realmente es justo y necesario son vuestros abrazos cuando no todo me sale bien (que ultimamente es casitodo)... y es que es facil decir todo lo que harías si fueras lo que no eres... Y nunca nos damos cuenta de que podemos ser como y quien queramos.
Hoy vengo a contaros que, como os dije alguna vez, hay personas que de tanto esquivar balas les matan los abrazos pero a pesar de estar rotas son totalmente achuchables cachito a cachito.
Hoy os quiero contar tambien que a veces es preferible perderse de la mano de personas que nunca saben a donde van... aunque a veces no.
Hoy quiero deciros que los derrumbes brutales arman corazas... y corazones.
Hoy os cuento cada miedo de transporte que me lleva a odiaros por un momnto tanto como si os hubiera querido, hasta llegar a la conclusión de que lo sigo haciendo y cada día me unen unos lazos más fuertes a vosotros.
Hoy os digo que no sabéis cuantísimo admiro a aquellas personas que sienten sin filtros ni retoques, aun a riesgo de romperse veinte veces al día sin dobleces ni maquillaje.
Hoy quiero recordaros que lo mejor de algunos finales es que llegan y deciros también que gracias a vosotros ahora tengo los ojos más abiertos pese a que no del todo y que ya me cansé de hablarle a sordos y esperar que mudos me hablaran, porque a algunos no nos sale eso de odiar (eso tambien me lo habeis enseñado vosotros).
Hoy quiero deciros que a veces me he sentido tan perdida como una lágrima bajo la lluvia, sin saber a dónde ir o si caer siquiera, pero aun entonces daba gracias por tener momentos a solas para llorar y desahogarme, para caer en la cuenta de que no era el mejor camino, para decidir empezar de cero. Que gracias a todos esos momentos ausente, me dije a mí misma ''en caso de soledad, quiérase'' y aunque admito que a veces no fui capaz, juro haberlo intentado con todas mis fuerzas.
He descubierto que no es sólo frío físico lo que nos hace fríos y que no solo el calor quema.
Y que por doler, me dolía, me batía en duelo, me rendía y seguía perdiendo. Qué ilusa, no veía las consecuencias y solía jurar en vano, buscaba esperanzas en un quizás y me basaba en ojalás para vivir mi ideal en algo ficticio. No supe elegir las batallas, ni veía que el hecho de saber elegir cuales pelear ya era una victoria.. Por eso perdía.
He caído en la cuenta de que somos el tren que dejamos pasar, por eso yo soy una chica 10 en todo con un doctorado y dos matrículas de honor.
Ultimamente me ha dado por preguntarme ''¿Qué infierno ocultará cada persona en su sonrisa?'' ¿Sabéis lo que digo no? Me refiero a esos demonios que conocen todo de ti y cuando menos te lo esperas se aprovechan de ello. Controlad los vuestros, porque no sabéis cuánto se han aprovechado los míos de mis puntos débiles.
Quise ser tanto que se me olvidó ser algo.... La historia de mi vida.
Además de Benedetti, vosotros también me enseñasteis que el amor está más allá del bien y el mal, que antes de leer a Pablo Neruda yo ya intuía que la risa era el lenguaje del alma gracias a vosotros y esos ratitos que no cambio por nada y que antes de hojear a Federico García Lorca yo sabía que hay que atender sólo no a lo que uno dice, sino a lo que uno siente y el motivo por lo que lo siente aunque para esto no haya explicación, porque yo os quiero porque sí.
Me habeis enseñado a amar el papel por lo que se puede llegar a plasmar en él y descubrir en la poesía mi vía de escape, a valorar las letras enlazadas y encontrar en ellas mi fuerte y mi forma de transmitir todo lo que me limita la vergüenza, a mirar las nubes pero tener siempre presente que sólo una tuviera manchas y a nunca creerme ese ''la comida ya está puesta'' por peligro de que te toque ponerla a ti.
He aprendido, gracias a vosotros que el mundo es pequeño pero yo he tenido la suerte de encontrarme con personas tan grandes como vosotros.
María.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares