Gente que sigue mi sonrisa...

28 jun. 2015

Amé... ¿A ti o a mí?

  • En silencio y despacio, con mi alma en un charco, así amé yo. Amé cada surco y cada poro de tu piel que recorría mi mano como queriendo pintar un mapa en el que perdernos. Amé incluso aquello que no se puede amar, esas cosas que todos entendían como ''tus pequeñas manías'' esas por las que me hacías perder la cabeza. Amé siendo cuerda y volviéndome loca. Amé una y mil veces al día al recordar esa sonrisa pícara cuando no tenía la suerte de tenerla a centímetros de mi boca, amé las caricias con las que me quedaba dormida contigo, amé cada ''te quiero'' y cada beso en la frente. Amé cada una de las veces que me besabas y cada vez que discutíamos. Te amé contando lunares y haciendo de tu espalda mi lienzo perfecto o la mejor constelación en la que convertirme en astronauta. Amé cada una de las fotografías en las que aparecía a tu lado, las que atrapaban un momento contigo. Amé tanto que llegó un momento en que no necesitaba más, dudaba que me sobrara el aire. Amé bajo la lluvia y muriendo de calor. Amé como aman los poetas, amé entregándolo todo, como si fuera la última vez. Amé al quedarme colgada en tus pupilas y acabar cerrando los ojos fundiéndome en un abrazo que me hiciera sentir en casa. Te amé tanto como un niño ama su globo. Amé poco a poco y a la vez rápido, como si no hubiera más vidas para quererte tanto. Amé teniendo en cuenta que también tenía que amarme a mí... Quizás por eso ya no te ame.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas populares